martes, 18 de noviembre de 2014

4ª División Masculina: C.B. Laracha 63 - 46 Baloncesto Cambre

Plantilla de Baloncesto Cambre de 4ª Divisón Masculina
(Fuente: Manu Blanco)

El pasado sábado Baloncesto Cambre de 4ª Divisón Masculina se desplazaba a tierras de A Laracha para enfrentarse al conjunto del mismo nombre en el partido correspondiente a la cuarta jornada de liga regular. El encuentro concluía con un resultado de 63-46.

C.B. Laracha: Martínez, A. (-), Graña, J. (-), Pallas, J.C. (20), Graña, L. (12), Soto, B. (-) – 5 inicial – Cotelo, D. (1), Peña, C. (-), Seoane, G. (-), Vázquez, J.M. (-), Esmorís, A. (-), Cancela, L.M. (-) Guarddon, A.D. (-).

Baloncesto Cambre: Carlos Cubeiro (-), Pablo Carral (7), Fernando Dato (3), Yassir Lekbab (17), Jonathan Allo (6) – 5 inicial – Gabi Rodríguez (1), Luciano Robledo (2), Jorge Fiorelli (10).

Parciales: 15-6, 34-20 (descanso), 44-33, 63-46 (final).


Árbitros: Rodríguez y Merelas. Eliminaron por faltas a Jonathan Allo por parte del Baloncesto Cambre.

Asistencia: Treinta espectadores.


Para este partido, el entrenador cambrés Borja López contaba con las bajas por lesión de Pablo Portela (larga duración), Álex Pardo y Álex Loureiro. Además de las ausencias por motivos personales de Manu Blanco y por motivos laborales de Dani Fernández. Por otra parte, se convocaban a los júnior, Luciano Robledo y Gabi Rodríguez (debutante en el equipo). Alberto Galego no pudo disputar el encuentro, pese a haberse desplazado hasta allí por problemas con su ficha federativa.

El encuentro arrancaba con incertidumbre por parte de Baloncesto Cambre, debido al mazazo de que Berto no pudiera disputar el partido y Fiorelli que no pudiera incorporarse, por cuestiones personales, hasta los instantes finales del primer cuarto.

Ya en temas deportivos, los cambreses empezaban castigando el mal balance defensivo que realizaba el equipo local. Yassir, líder ofensivo cambrés, conseguía desbordar una y otra vez con comodidad en situaciones de uno contra uno a sus rivales. Pero en defensa, el mismo Yass cometía 3 faltas antes de finalizar el cuarto, lo que condicionaba al equipo por las circunstancias en las que se encontraba. A partir de ahí, los nuestros pasaban apuros en defensa y cada vez más en ataque. Sin Yassir, los visitantes se quedaban sin jugadores que pudieran desbordar con rapidez en situaciones de uno contra uno. Al Baloncesto Cambre le costaba meter balones a sus jugadores interiores, por no trabajar los pases de recepción, lo que originaba pérdidas de balón y contraataques rivales, que conseguían voltear rápidamente el marcador a mitad de este cuarto.

En el segundo cuarto, con la llegada de Fiorelli los cambreses mejoraban su juego ofensivo, a la vez que sufrían más en defensa, al estar condicionados por las faltas y por adolecer de una mayor rotación de jugadores. Jugadores como Jonathan Allo o Carlos también pasaban por el banquillo para evitar problemas de faltas, pues ambos, además Yass, ya tenían 3 faltas antes de ir al descanso. En cuanto al ataque, los nuestros seguían sin trabajar buenas situaciones de pases, sobre todo a los pívots que, a pesar de mostrarse superiores en el área, no conseguían obtener muchas ventajas al no surtirlos bien con buenos pases.

Tras el descanso, para proteger a jugadores de faltas, las defensas alternativas usadas por los cambreses dificultaban, y mucho, la ofensiva rival, obligándola a jugar ataques largos y más elaborados, quedándose en sólo 10 puntos anotados en el cuarto. En ataque, los nuestros conseguían recortar distancias en el marcador en varias ocasiones del encuentro, hasta llegar a ponerse a sólo 7 puntos de diferencia tres veces. Laracha ejercía una leve presión en toda la pista durante este cuarto y ponía en algún apuro a los cambreses a la hora de sacar el balón jugado desde atrás en situaciones de saque de fondo tras canasta rival, lo que restaba segundos a los ataques cambreses y los desgastaba física y mentalmente, no tomando decisiones acertadas en varias situaciones de juego.

En el último cuarto del partido, Laracha conseguía una mejor lectura de los ajustes de la defensa de Baloncesto Cambre, lo que les permitía una mayor anotación, tanto metiendo balones a los jugadores interiores, como mediante inmersiones y triples, 4 en este periodo, que prácticamente terminaron de sentenciar a los nuestros. En ataque, se continuaba anotando una media de puntos similar a la de los dos cuartos anteriores, pero los últimos cinco minutos se hicieron demasiado duros para los cambreses, que pasaban de estar recortando distancias a desplomarse hasta los 17 puntos por debajo. A la derrota se sumaba la lesión de Fio, uno de los líderes de este equipo, en los instantes finales del encuentro.

El próximo encuentro de nuestro equipo será en casa ante Filloa Jazz, en horario y fecha pendientes de confirmación.