miércoles, 22 de abril de 2015

2ª División Infantil Masculina: Baloncesto Cambre 58 – 18 Dominicos

 Plantilla de Baloncesto Cambre Infantil. Temporada 2014/2015
(Fuente: CB Cambre)

El pasado sábado, nuestro equipo de la categoría infantil disputaba, contra Dominicos, el penúltimo partido de liga. Baloncesto Cambre se tomaba este encuentro como una final, hecho que les ayudaría a lograr una cómoda victoria que les sitúa primeros de grupo.

Baloncesto Cambre:
Martín Ruiz, Fernando Suena, Daniel Bouzas, Iván Coll, Ángel Patiño - 5 inicial - Juan Casal, Antón Martínez, Gabriel Iglesias y Pablo Núñez.

Parciales: 18-3, 31-5 (descanso), 50-7, 58-18 (final).

Incidencias: Marcos Prieto contaba, para este encuentro, con las bajas de Pablo Rodríguez y Tiago Míguez.


El partido comenzaba con Baloncesto Cambre muy enchufado y dominando tanto en el aspecto ofensivo como defensivo. El gran juego interior de los cambreses les llevaba a un rebote ofensivo cómodo, en el que se disponía de segundas opciones que daban lugar a puntos fáciles desde la pintura. Mientras, el conjunto rival, con una dura defensa, evitaba una mayor anotación de los locales (18-3 min 10).

El segundo cuarto continuaba en los mismos términos que el anterior. Los de Baloncesto Cambre entraban fuertes en defensa, pero perdonaban mucho en ataque. Por otra parte, la defensa en zona del equipo visitante, provocaba que los locales movieran más el balón y disminuyera su anotación. Respecto al ataque, era de destacar el acierto de los cambreses desde la línea de 3 puntos, como llevan demostrando a lo largo de esta temporada (31-5 min 20).

Tras el paso por vestuarios, los locales continuaban realizando un buen juego, con mucho movimiento de balón, en el aspecto defensivo continuaban manteniendo la intensidad de los cuartos anteriores, evitando que Dominicos anotara. Asimismo, los cambreses volvían a dominar el rebote en los dos aros, aumentando así la diferencia en el marcador (50-7 min 30).

En el último cuarto los de Baloncesto Cambre, con el partido prácticamente sentenciado, disminuían su intensidad de juego, hecho que aprovechaba el rival con buenos minutos ofensivos. Sin embargo, los cambreses no llegaban al aro con la facilidad de los cuartos anteriores (58-18 min 40).