miércoles, 15 de abril de 2015

Benjamín: EB Xiria 51 - 67 Baloncesto Cambre

Plantilla de Baloncesto Cambre Benjamín. Temporada 2014/2015
(Fuente: CB Cambre)
 
El pasado domingo el equipo de Baloncesto Cambre Benjamín visitaba EB Xiria. El encuentro se saldaba con victoria para los nuestros por un resultado de 51-67.

Baloncesto Cambre: Dani Suena, Brais Longueira, Gonzalo Ramos, Miguel Peña, Hugo De Uña, Rodrigo Domínguez, Carlos Vila, Guille Parga.

Parciales: 13-10, 18-18, 27-36 (descanso), 32-50, 42-62, 51-67 (final).


Los de Baloncesto Cambre comenzaban el partido muy flojos, abusando del bote y tirando con rapidez, lo que les llevaba a un escaso acierto en el tiro. Mientras que, los jugadores del equipo local, dominaban el rebote y salían en contraataque con pases que le servían para plantarse solos bajo aro.

En el segundo cuarto el juego en equipo de los cambreses mejoraba. El balón se movía de un lado a otro buscando tiros liberados, pero continuaba el desacierto de cara al aro. Cabe destacar que el dominio del rebote se ponía de cara a Baloncesto Cambre, que con buenas posiciones de rebote y buenos bloqueos, llegaba a rebotear y a anotar tras tiros errados.

El tercer cuarto seguía la misma dinámica que el anterior. Pases buenos que propiciaban movimientos de la defensa que los nuestros aprovechaban para atacar aro y anotar canastas fáciles. Varios robos de balón en media cancha permitía a los cambreses adelantarse en el marcador y abrir una pequeña brecha de 7 puntos antes de irse al descanso (27-36 descanso).

Tras el paso por los vestuarios, llegaría el mejor cuarto de Baloncesto Cambre. Defensa intensa, dominio de rebote y buenos pases permitía superar la defensa local y conseguir tiros liberados.

El quinto cuarto era destacable por el gran acierto desde el tiro exterior de ambos conjuntos. Varios triples del equipo local les acercaban en el marcador, pero los visitantes respondían de igual manera para impedir la remontada. Las defensas comenzaban a ser menos intensas debido al cansancio, lo que llevaba a enlazar varias pérdidas de balón.

El último cuarto daba la peor imagen de los cambreses, que ya agotados físicamente, eran incapaces de hacer el balance defensivo. Los locales aprovechaban dicha situación para salir en bote con velocidad y acabar en bandejas sencillas. El ataque de Baloncesto Cambre movía poco el balón y daba pases malos, por lo que solo lograban anotar 5 puntos en el cuarto (51-67 final).