miércoles, 13 de mayo de 2015

Benjamín: BC Cristo Rey 13 - 64 Baloncesto Cambre

Baloncesto Cambre Benjamín. Temporada 2014-2015
(Fuente: CB Cambre)


El pasado domingo, daba comienzo la Copa Coruña para los benjamines de Baloncesto Cambre que, en esta jornada, visitaban a BC Cristo Rey.

Baloncesto Cambre: Rodrigo Domínguez, Dani Suena, Gonzalo Ramos, Hugo de Uña, Miguel Peña, Carlos Vila, Guille Parga, Brais Longueira.

Parciales: 0-25, 4-31, 4-44 (descanso), 10-55, 13-64 (final).


El partido comenzaba con un gran cuarto por parte de los cambreses que arrasaban en la pista con un 0-25. Robos de balón ante malos pases del conjunto local daban lugar a contraataques que terminaban con bandejas fáciles. El dominio de rebote en ambos aros, debido a la superioridad de altura, sería clave durante todo el encuentro.

En el segundo cuarto Baloncesto Cambre disminuía su intensidad de forma notable. La defensa concedía tiros tras un buen movimiento de balón por parte de BC Cristo Rey, que anotaba sus primeros puntos del partido. Asimismo, en ataque, los pases eran malos y el juego se centraba en una esquina del campo, lo cual atascaba la fluidez ofensiva.

Durante el tercer cuarto mejoraban las sensaciones del conjunto visitante.La buena circulación de balón movía la defensa, hecho que llevaba a los cambreses a encontrar tiros cómodos que lograban convertir. El gran acierto en tiros lejanos y el rebote en ataque eran claves en este cuarto,  alejándose en el marcador de un equipo local que no lograba superar la defensa planteada por Baloncesto Cambre.

Tras el paso por los vestuarios, el partido continuaba por los mismos derroteros, siendo el conjunto visitante el que tenía el dominio absoluto del juego. Pases largos terminados en bandejas y gozar de varias oportunidades de tiro tras rebote les llevaban a la ventaja de 40 puntos a falta de dos cuartos. Por otra banda, el equipo local en ataque conseguía encontrar tiros exteriores liberados que convertían en canasta.

En el quinto cuarto, debido a la buena visión de juego de Baloncesto Cambre que, con cortes a canasta anotaban con facilidad, se alcanzaba la ventaja de 50 puntos y, por lo tanto, se cerraba el acta. Destabale en este período eran las buenas triangulaciones de balón y el saber estar de los cambreses, que no se precipitaban en ataque y dominaban perfectamente el tempo del encuentro.

El último cuarto era un puro trámite. Con el acta ya cerrada, la defensa visitante bajaba la intensidad, lo cual aprovechaba BC Cristo Rey para anotar varias canastas más (13-64 final).