miércoles, 7 de junio de 2017

Benjamines: CD Rosales-EPB 60 - 35 C. B. CAMBRE.


El pasado sábado, 27 de mayo, nuestros benjamines sumaron una derrota que los apea definitivamente de la Copa Primavera, en octavos de final. El rival fue uno de los favoritos a pelear hasta el final por el título, el equipo de Los Rosales.


Para este partido, los cambreses no pudieron contar con Lucas Mayer. De igual manera, contamos con la presencia de Iván Sánchez solo durante unos pocos minutos, que vino enfermo para que a su equipo no le dieran el partido por perdido antes de disputarse, por ser insuficientes jugadores.



C. B. CAMBRE: Dani Colao, Antonio Blanco, Hugo Boo, Luka Vila, Adrián Padín, Antonio Loira.

Entrenadora: Jéssica Cortés.


El primer cuarto empezaba con un equipo local muy enchufado, con ataques rápidos y buenas decisiones de tiro, pero una intensa defensa de los nuestros tan solo les permitía anotar 4 puntos en este periodo. En ataque, los de Jéssica no encontraban la manera de atacar la rígida defensa propuesta por Los Rosales, errando varios tiros fáciles bajo aro tras rebote. (4-0)


En el segundo cuarto cabe destacar el acierto de C. B. Cambre desde el perímetro, anotando Daniel Colao dos triples importantes para dar la vuelta al marcador. Los locales, noqueados por dicha circunstancia, estaban atascados y no conseguían generar buenas acciones de ataque. (6-8)


En el tercer cuarto, nuestra defensa era demasiado permisiva en las penetraciones al aro de los rivales, que conseguían ver aro con mucha facilidad. La velocidad en los contraataques no permitía que la defensa cambresa llegase a colocarse, lo que les daba mucha ventaja en el marcador, yendo al descanso con una ventaja de 10 puntos sobre nuestros chicos.



Tras el paso por los minutos de descanso, Cambre salía con una actitud totalmente renovada. Varios robos de balón en medio campo unido a rápidos ataques nos permitían anotar bandejas fáciles, que nos acercaban en el marcador. La defensa local se veía superada en todos los aspectos del juego, viéndose obligados a pedir un tiempo muerto para interrumpir la buena racha de su rival. (28-26)


El quinto cuarto sería el peor de toda la temporada. Una defensa desganada y sin intensidad la castigaban muy bien los coruñeses, logrando anotar 18 ptos en tan solo 7 minutos de crono, basando su juego en rápidas transiciones de balón y en pases largos que terminaban en sencillas bandejas. Tan solo una canasta anotada por los de Cambre dejaba el partido totalmente cerrado a falta de un último cuarto por disputarse.


El último cuarto sería un puro trámite, con intercambios de canasta entre ambos equipos y donde predominaron los lanzamientos desde el tiro libre. (60-35, final)


Con este resultado, el equipo de los Rosales se clasifica para los cuartos de final.




Punto y final a la temporada oficial de nuestros campeones, pero que seguirán entrenando durante las próximas semanas.