martes, 21 de noviembre de 2017

Cadete Femenino 2ª División: BALONCESTO CAMBRE 28 – 60 Culleredo.



Nueva derrota para nuestras chicas cadetes, esta vez en un siempre apasionante derbi ante Culleredo, pese a realizar una muy buena primera parte.


Para este partido las cambresas contaban con la ausencia de Erea Díaz, por motivos personales, además de la de Lucía Andrade, que sigue sin conseguir la autorización médica para jugar los partidos. Completaron la convocatoria las infantiles Alba Santos y Alía Ortega.




BALONCESTO CAMBRE: Andrea Rey (4 puntos), Sandra Mira (3 puntos), Sara da Silva (4 puntos), Celia Gutiérrez (9 puntos), Alía Ortega (4 puntos) – 5 inicial – Alba Santos (-), Alejandra Vázquez (4 puntos), Lucía Pereiro (-).

Entrenador: Borja López.



Culleredo: N. Baizán (11 puntos), R. Ces (6 puntos), A. Albarelos (8 puntos), M. Mato (11 puntos), P. Segade (6 puntos) – 5 inicial – M. Fontán (12 puntos), I. Quiles (5 puntos).

Entrenadores: L. Esteban y M. Bermúdez.


Tanteos parciales: 8-14, 8-9, descanso, 6-18, 6-19.

Árbitros: César Beis. Sin expulsadas.

Asistencia: Alrededor de unas 80 personas pudieron presenciar este encuentro en persona.

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 4 del Grupo 2 de Liga Regular Cadete Femenina de 2ª División, disputado el pasado sábado 18, a las 18:00 horas en el pabellón Sofía Toro de Cambre.






Arrancó el partido con un equipo local con muchas ganas de quitarse de encima la mala imagen dada en el anterior encuentro ante el equipo de Los Rosales. Las chicas de Borja López salieron muy intensas y bregadoras, con una actitud que contagiaba las unas a las otras y animaba a la afición. Las locales, de hecho, se adelantaron en el marcador ya en la primera posesión del partido, por medio de una Sara da Silva más atenta que nadie al palmeo inicial, que culminó en una rápida entrada sin apenas oposición. Con el paso de los minutos, el partido fue acelerándose y poniéndose interesante, convirtiéndose en un intercambio constante de acciones de ataque. Cada balón dividido y cada rebote eran una muestra de esfuerzo y sacrificio, al igual que las ayudas.



Ya en el segundo cuarto llegarían los mejores minutos de las nuestras y los más interesantes de ver para la grada. El partido era una bonita y sana pelea entre dos equipos que se estaban entregando al máximo por su escudo. Se cometieron pocas pérdidas de balón no forzadas. Hubo varias posesiones que se acababan porque las nuestras preferían eso a no perder el balón por robos y canastas fáciles de las visitantes. Por parte de las cambresas, el técnico movió más el banquillo que en el último encuentro, lo que hizo que todas las chicas estuvieran metidas de lleno y aportando: Andrea dirigía con buen criterio las ofensivas, Sandra aportaba defensa y verticalidad, Alejandra daba consistencia  y polivalencia, Alía imprimía garra y rebote y Celia conseguía puntos y otras tantas ocasiones claras a un equipo que estaba jugando con descaro y de memoria. Tras finalizar los primeros 20 minutos del encuentro, nuestras chicas seguían en el partido al marchar al descanso perdiendo solo por 6 puntos.





Tras la vuelta del descanso, nuestras chicas salieron relajadas con respecto a los anteriores minutos. Un par de malas decisiones, errores y despistes supusieron varias canastas consecutivas de las cullerdenses, que en seguida aumentaron su renta por encima de los 10 puntos. Las cambresas no le perdían la cara al partido, pero empezaron a aparecer problemas de faltas y para colmo de males la capitana, Sandra Mira, tuvo que volver al banquillo más tiempo de lo esperado por una leve torcedura en un tobillo. Con estos problemas, Culleredo supo sacar partido de su mayor regularidad y aprovechó cualquier mínima facilidad o ventaja para ir poco a poco distanciándose en el marcador.  El ritmo anotador también descendió entre las locales, que abusaron a ratos del tiro sin haber posibilidades reales de rebote de ataque.




Ya en el último cuarto, las cambresas acusaron el cansancio y hubo más pérdidas de balón en pases y saques, las ayudas y el rebote también se resintieron. Los ataques eran más largos porque había problemas para anotar más allá de acciones individuales de Celia, para muchos la mejor jugadora de su equipo en este partido. La defensa estuvo más descolocada y concedió más facilidades a las rivales a la contra, finalizando en bandejas sin apenas oposiciones que seguían aumentando diferencias en el marcador. Hubo reparto de minutos para todas en estos instantes, especialmente para aquellas jugadoras que menos habían estado sobre la pista y que habían gozado de un menor protagonismo,  incluso Sandra pudo volver y disputar algunos minutos antes del bocinazo final. Culleredo endosó a las locales un sentenciador parcial de 6 a 19 para poner punto y final a este choque.





Pese a la derrota nuestras chicas dieron muestras de una clara mejoría y buenas sensaciones de juego con respecto a anteriores partidos.




Con este resultado, Baloncesto Cambre sigue ocupando la octava y última plaza en la clasificación, con un balance de 0 victorias y 4 derrotas, con un partido aplazado.






Jornada 6: C. B. Arteixo vs BALONCESTO CAMBRE


El próximo partido para nuestras chicas será ante el equipo de Arteixo, quintas clasificadas con un balance de victorias-derrotas de 2-3.


En su último encuentro, nuestro próximo adversario se llevó la victoria en un igualado encuentro ante las ferrolanas de BBCA, por un resultado de 40 a 34.



El partido está previsto inicialmente para el sábado 25 de noviembre a las 20:00 horas, en Arteixo.


Ánimo chicas, a preparar ya el próximo encuentro.
1, 2, 3, CAMBRE!!!