miércoles, 15 de noviembre de 2017

Cadete Femenino 2ª División: CD Los Rosales 97 – 23 BALONCESTO CAMBRE.




Nueva derrota para nuestras chicas cadetes, que siguen con su particular adaptación a una nueva y exigente categoría como es la segunda división cadete.


Para este partido, nuestras chicas siguieron sin poder contar con Lucía Andrade, que sigue sin conseguir la autorización de los médicos para tramitar su licencia federativa, aun así acudió al partido a animar a sus compañeras, al igual que la infantil Lucía Martínez, lesionada por un esguince en un tobillo. Se completó la convocatoria con las infantiles Alba Santos y Alía Ortega, que vinieron tan pronto acabó su partido infantil.


C. D. Los Rosales: N. Álvarez (5 ptos), S. Fornillo (2 ptos), U. Rodríguez (46 ptos), A. Vázquez (19 ptos), L. Fernández (13 ptos) – 5 inicial – S. Canosa (10 ptos), P. Rivas (2 ptos), L. Rioboo (-).

Entrenadores: J. González y F. R. Brotóns.



BALONCESTO CAMBRE: Andrea Rey (-), Sandra Mira (4 puntos), Erea Díaz (3 puntos), Alejandra Vázquez (8 puntos), Celia Gutiérrez (4 puntos) – 5 inicial – Alba Santos (-), Sara da Silva (-), Lucía Pereiro (-), Alía Ortega (4 puntos).

Entrenador: Borja López.



Tanteos parciales: 32-2, 12-12, descanso, 30-5, 23-4.

Árbitro: Laura Piñeiro. Eliminó por faltas a Sandra Mira y Celia Gutiérrez por parte del equipo visitante.


Asistencia: Alrededor de unas 60 personas pudieron presenciar este encuentro.




El partido empezó muy favorable desde el salto inicial para los intereses locales, que veían como la defensa de las cambresas les permitía demasiadas facilidades para llegar a las cercanías del aro. Las visitantes eran desbordadas una y otra vez en su defensa al balón, lo que, acompañado de unas ayudas defensivas que llegaban tarde y problemas para cerrar el rebote permitían demasiadas ocasiones al equipo que vestía de rojo. El arranque del encuentro se caracterizó por unas cambresas que salieron con demasiado respeto al equipo anfitrión que salieron mucho más decididas a por el partido. Este nerviosismo y falta de descaro perjudicó también al ataque, dada la gran cantidad de pases que fallamos y la falta de atrevimiento a la hora de encarar el aro.



El segundo cuarto fue un reflejo de lo que nuestras chicas pueden llegar a ser cuando salen a por todas y creen en ellas mismas: tanteo igualado de 12 a 12 en estos diez minutos. A unos buenos minutos de Sandra y Alejandra se les sumó la energía y la brega de Alía, además de una gran aportación de Erea y Celia. Las visitantes se atrevieron a forzar más acciones de 1 contra 1 hacia canasta, lo que trajo faltas y puntos en forma de bandejas y tiros en las cercanías del aro coruñés. Un mejor repliegue defensivo, una mayor intensidad en la defensa del balón y una mayor agresividad para ir a por el rebote y las ayudas dieron ese paso adelante en defensa que las nuestras necesitaban para pelear más los partidos. En estos instantes nuestras chicas se olvidaron del marcador y se esforzaron en cada balón en juego, peleando y tirándose al suelo cuando era necesario.





Tras la vuelta del descanso, nuestras chicas saltaron nuevamente como al inicio del encuentro, con nervios y falta de fe y confianza en ellas mismas. De manera muy pronta llegó la tercera falta de la capitana, Sandra Mira, la que estaba contagiando al resto con su actitud defensiva. El equipo local seguía marcando y marcando a placer, sin que las nuestras pudieran frenar sus entradas a canasta y sus rebotes. En ataque estuvimos mejor que en el primer cuarto, generando ocasiones, pero la suerte no acompañó como en los anteriores minutos. Se perdieron muchos pases, que acababan siendo robados por las rivales y convertidos en cómodas canastas sin oposición defensiva por parte de Baloncesto Cambre. El rebote y las ayudas también ayudaron a inflar este marcador, ya que a ratos las nuestras mejoraban en sensaciones.




Ya en el último cuarto y con el marcador más que sentenciado, el entrenador cambrés seguía tratando de motivar a nuestras chicas, instándolas a seguir intentando y atreverse a jugar de manera intensa, buscando aumentar nuestro número de penetraciones y tiros a canasta. Este ritmo rápido de las nuestras, muchas veces acababa en pérdidas o rápidas recuperaciones de las rivales, lo que también exponía muchas veces a nuestra defensa a las transiciones rivales, fruto de esto llegó la expulsión de Sandra y posteriormente la de Celia. Incluso Sara tuvo que abandonar el terreno de juego para ser atendida al sufrir un golpe en la rodilla. La jugadora número 22 de las locales, U. Rodríguez, fue imposible de defender para las nuestras, consiguiendo anotar la friolera cifra de 46 puntos, bien secundada también por el dorsal 23, A. Vázquez, con 19 tantos. Juntas fueron imparables para las cambresas.






Con este resultado, Baloncesto Cambre se mantiene en 8ª y última posición, con un balance de 0 victorias y 3 derrotas, con un partido menos por aplazamiento.






Jornada 5: BALONCESTO CAMBRE vs Culleredo



  
El próximo partido para nuestras chicas será nuestro primer derbi en casa ante nuestras vecinas de Culleredo.

Nuestras siguientes rivales marchan en 4ª posición, con un balance de 2 victorias y 2 derrotas en 4 partidos disputados.

En su último encuentro, las cullerdenses cayeron derrotadas ante el BBCA Praia de Marmadeiro, por un resultado de 41 a 53. En la jornada 3 ganaron a domicilio a Santa María del Mar (45-55), en la jornada 2 ganaron a C. B. Arteixo (54 - 40) y en la jornada inaugural cayeron ante Pontumio por un contundente 82 a 34.


El partido se celebrará en el polideportivo municipal Sofía Toro de Cambre, aunque todavía se desconoce horario y día de juego.