sábado, 11 de noviembre de 2017

Senior Masculino 3ª División: BALONCESTO CAMBRE 56 – 52 Bristol Tigers





Victoria de mucho mérito para nuestro equipo “B”, ante uno de los conjuntos llamados a pelear por cotas deportivas altas en esta temporada, los Tigers de Bristol.


Para este partido, los cambreses contaron en la convocatoria con la presencia de los junior Saúl y Fer Suena, además de los jugadores que alternan con el primer equipo, Martín Montero y Dani Fernández. En el capítulo de bajas, destacamos la ausencia de Gus López, que arrastra un proceso gripal,  de Jorge Rodríguez, por una lesión en su muñeca derecha y de Carlos Cubeiro, por motivos personales.





BALONCESTO CAMBRE: Martín Montero (5 puntos), Bruno Cabado (16 puntos), Pablo Carral (-), Fer Dato (8 puntos), Dani Fernández (23 puntos) – 5 inicial -  Elías Ruíz (2 puntos), Saúl Vázquez (-), Luciano Robledo (-), Fer Suena (-), Jorge Fiorelli (2 puntos).

Entrenador: Borja López.



Bristol Tigers: B. Rabina (2 ptos), J. Campo (5 ptos), M. Gil (-), David  García “Gorri” (14 ptos), Jaime Ruppen (12 ptos) – 5 inicial – J. Campo (-), A. Pico (-), Ignacio Romay (13 ptos), A. López (5 ptos), I. M. Alvarenga (-).

Entrenador: Pablo Somoza.



Tanteos parciales: 16-11, 15-22, descanso, 12-13, 13-6.

Árbitros: D. Collazo y D. Barral. Sin eliminados.

Asistencia: Alrededor de una treintena de espectadores presenciaron en directo este encuentro.

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 3 del Grupo A de la Liga Regular, disputada el pasado domingo 5 de noviembre, en el Municipal Sofía Toro de Cambre, a las 19:00 horas.





Arrancó el partido con ambos equipos ofreciéndonos varios intercambios de golpes de manera casi consecutiva. Ninguno de los dos conjuntos era capaz de imprimir su ritmo. Baloncesto Cambre intentaba apostar por un ritmo alto, de correr y apostar por los puntos en transición como la principal fuente de anotación. Los primeros puntos del bando local llegaron por medio Bruno y Dani, los jugadores más destacados de Cambre en este encuentro. El plan de partido de los chicos de Borja López era claro: Intensidad defensiva máxima por parte de la línea exterior, para mantener el balón lo más alejado posible de nuestra zona. El equipo local poseía mucha ventaja sobre los locales en el juego interior, por lo que se apostó por presionar la salida de balón del rival buscando robar o restar segundos a sus ataques para que no surtieran a los interiores con comodidad y fluidez.




Tras un buen ritmo anotador en el primer cuarto, los locales seguían manteniendo el ritmo comandados por un Martín Montero que hacía jugar e involucrar al resto de compañeros de manera altruista. Su sincronización fuera-dentro con Dani Fernández fue total, surtiendo de puntos a nuestro dorsal 15, máximo anotador del partido con 23 puntos en su cuenta personal. Martín supo sacar muchas ventajas con sistemas en los que los pívots le ponían bloqueos directos en poste alto y las esquinas eran ocupadas por jugadores exteriores, allí pudo encontrar también en muchas ocasiones a Bruno Cabado, que realizó un soberbio partido en ambos lados de la cancha. En cuanto a la defensa local, la intensidad defensiva fue poco a poco decayendo, por lo que el rival conseguía poco a poco remontar y hasta llegó a ponerse por delante gracias a un parcial de + 8 puntos. La defensa al jugador con balón se mostró muy endeble y las ayudas del lado débil no estaban todo lo activas que requerirían para frenar las penetraciones del equipo rival. Capítulo aparte merece el apartado del rebote defensivo, si bien es cierto que el equipo rival no avasalló en este punto todo lo que pensábamos, cada balón interior o tiro era un sobreesfuerzo extra para nuestros jugadores de pintura. El cuarto finalizó con un triple desde 9 metros del hombre del encuentro, Dani Fernández, para acabar mandando el partido al descanso con un resultado adverso de 31 a 33.




Tras el paso por los vestuarios, los nuestros consiguieron mejorar en cuanto a sensaciones de juego, sobre todo aquellas relacionadas con problemas defensivos. El equipo de Bristol hacía pasar muchos segundos el balón por manos de sus pívots, que o bien generaban para los demás o finalizaban ellos mismos. Los cambreses trataron de minimizar su impacto en el juego por medio de traps y saltos de 2 contra 1. También fue a mejor la defensa de bloqueos indirectos y directos, a destacar nuevamente el trabajo defensivo de Bruno al hombre balón, consiguiendo robar varios balones y montar rápidamente contragolpes que finalizaban nuestros jugadores sin dar tiempo a la defensa a realizar el balance defensivo. En ataque, se pausó un poco más el ritmo, apostando por volcar balones con Dani, Fío o Fer Dato, que vieron aro mediante tiros de media distancia. El equipo rival aun así seguía devolviendo todas nuestras canastas con réplicas en nuestro aro. El juego por parte de ambos equipos se volvió más trabado y lento, por lo que cada posesión empezaba a cobrar especial relevancia a medida que el tiempo de juego iba transcurriendo.




Ya en el último cuarto, Baloncesto Cambre fue capaz de saltar al terreno de juego con una actitud de decisión dispuestos a remontar el partido por medio de la defensa. Gente como Fio o Fer se tuvieron que emplear al máximo para evitar que el balón llegara a los interiores rivales en buenas condiciones, aún a costa de sacrificar su cota de protagonismo en ataque. A los exteriores se les exigió un esfuerzo extra a la hora de cerrar líneas de pase ante posibles cortes o inversiones de balón. Dani fue decisivo también para cerrar el rebote a las torres visitantes y contenerlos en situaciones de 1 contra 1 interior. Bruno y Martín estuvieron nuevamente muy activos y consiguieron robar varios balones de manera consecutiva que nos permitían salir rápido a la contra para finalizar con relativamente cómodas bandejas. El equipo de Bristol, que había mostrado un juego muy solvente y seguro, cometió varios errores consecutivos en sus ataques que sirvieron para que los nuestros pudieran remontar y ponerse nuevamente por delante en el marcador, con una ventaja de 5-6 puntos. En los minutos finales del encuentro, los locales se mostraron más fiables que sus rivales, que pese a pedir varios tiempos muertos y diseñar jugadas para anotar rápidamente, no tuvieron el acierto necesario para finalizarlas. Los últimos 8 puntos fueron obra de Dani y Bruno imprescindibles para que la victoria cayera finalmente del lado del Club Baloncesto Cambre.




Con esta sufridísima y trabajada victoria, se afianza las buenas sensaciones de los cambreses en este arranque de temporada, que con un balance de 2 victorias y 1 derrota se colocan en cuarta posición en la tabla.









Jornada 4: BBCA Cabo Prioriño vs BALONCESTO CAMBRE

El próximo compromiso para nuestros chicos será ante el BBCA, a domicilio. El encuentro se disputará el próximo sábado 11 de noviembre en el pabellón Javier Gómez Noya de Ferrol, a las 20:00 horas.

El equipo de BBCA Cabo Prioriño marcha 9º y penúltimo en la tabla, con un balance de victorias-derrotas de 1-1 en 2 partidos disputados. En sus anteriores encuentros, los departamentales ganaron a Irmandiños por 61 a 52 (Jornada 3) y perdieron por un ajustado 75-78 ante el C. B. Atocha (Jornada 2).