sábado, 12 de mayo de 2018

Cadete Femenino 2ª División: BALONCESTO CAMBRE 37 – 49 Esclavas (Copa Primavera IDA)




Derrota de las cambresas en un partido muy competido en su estreno en Copa Primavera ´18, lo cual hace que las nuestras lleguen con vida al partido de vuelta.



Para este partido, las locales contaron con la ausencia de Irene Alonso, por motivos personales. Completaron la convocatoria las infantiles Andrea Orosa y Alía Ortega.



BALONCESTO CAMBRE: Sandra Mira (-), Erea Díaz (4 puntos), Alía Ortega (2 puntos), Celia Gutiérrez (12 puntos), Lucía Andrade (-) – 5 titular – Andrea Rey (2 puntos), Nerea Pérez (-), Andrea Orosa (15 puntos), Sara da Silva (2 puntos), Alejandra Vázquez (-), Lucía Pereiro (-).

Entrenador: Borja López.





Esclavas: C. García (6 ptos), M. Macías (14 ptos), L. Peris (-), I. Fidalgo (18 puntos), C. Santos (-) – 5 inicial – C. Barredo (-), O. Souto (-), E. Salgado (4 ptos), C. Pereira (5 ptos).

Entrenador: Pablo Orgeira.




Tanteos parciales: 6-14, 13-16, descanso, 8-14, 10-5.

Árbitro: Oliver Dvojakovski. Sin eliminadas.

Asistencia: Alrededor de una treintena de personas presenciaron este encuentro.

Incidencias: Partido correspondiente al partido de ida de la Copa Primavera, disputado el pasado domingo 6 de mayo del 2018, a las 10:00 horas, en el pabellón Sofía Toro de Cambre.






El partido comenzó con un claro dominio de las coruñesas, aprovechando varios despistes defensivos de las cambresas en su pintura. Las chicas de Borja López no empezaron mal, pero si se mostraron demasiado desacertadas de cara al aro. Los primeros puntos cambreses llegarían de la mano de las infantiles Alía y Andrea Orosa, recientemente proclamadas campeonas de su liga infantil. Con la entrada de nuestra número 23, todas las cambresas habían mejorado en ataque, pero la defensa seguía siendo muy permisiva, pitando solo una falta personal en el transcurso de estos primeros compases del partido (6-14, minuto 10). Las coruñesas eran un equipo con varias jugadoras muy altas y que imprimía un alto ritmo de juego a todas sus acciones, lo que pronto les llevaría a verse con ventajas superiores a los 10 puntos a los pocos instantes de empezar el encuentro (6-14, minuto 10).





Ya en el segundo cuarto, las locales dieron un lavado de imagen a ambos lados de la cancha, tanto en ataque, con un mayor acierto, como en defensa, con una mayor concentración y, sobre todo, una actitud más sacrificada y combativa. Sandra y Andrea Orosa, lideraban y contagiaban a sus compañeras en esas tareas atrás, interceptando pases, forzando errores en las rivales y reboteando. Con esta mejoría defensiva, las cambresas mejoraron sus sensaciones en el encuentro  y eso se notaba en cada posesión, en cada recambio y en todas las jugadoras. Los ataques cambreses tenía un mayor movimiento de las jugadoras que no tenían balón, forzando así más ocasiones de anotación castigando a las defensoras con muchos cortes y mayor presencia en el rebote de ataque, lo que repartía el protagonismo entre todas: Las Andreas creaban mucho juego, Erea, Alejandra y Nere jugaban más directas al aro, Celia, Lucía Andrade y Alía aportaban energía, Lucía Pereiro, Sandra y Sara reboteaban en ataque. Las coruñesas eran superiores pero tampoco eran capaces de despegarse definitivamente en el marcador (19-30, minuto 20).





Tras la vuelta del descanso, un nuevo arreón de las visitantes devolvía a la realidad a las cambresas: Esclavas es un equipo muy compensado, duro, competitivo … Y siguió manteniendo su media anotadora de 14 puntos por cuarto, muy superior a la media de 9 de las locales. Entre sus dorsales 18 y 8 sumaron 32 puntos, casi tantos como todo el plantel de Borja López. La defensa local sufría para contener el juego de 1 contra 1 y las ayudas no llegaban a tiempo para frenar la fuerza con la que estas chicas encaraban nuestro aro, por lo que estas chicas, especialmente la 8, eran capaces de volver a coger sus rebotes y disponer de nuevas ocasiones. Tampoco ayudó la ausencia de Sandra en estos minutos, debido a una caída en la que se lastimó un codo y que le impediría ya reincorporarse a pista a pleno rendimiento en lo que restaba de encuentro. Las anfitrionas solo conseguirían anotar 4 canastas, de la mano de Erea, Andrea Orosa y Celia, por partida doble, sobre todo a raíz de buenos desmarques y pases que dejaban a las nuestras cerca del aro y con la defensa despistada (27-44, minuto 30).





Ya en el último periodo,  las cambresas salieron con todo lo que tenían y con unos minutos de juego jugados con mucha inteligencia, iban poco a poco recortando distancias en el marcador. Las chicas de Borja López dejaron de abusar de tiros sin rebote para basar sus ofensivas en un juego más directo de penetrar y forzar faltas a sus oponentes, que esta vez hicieron más personales que las locales. Por fin conseguiría anotar Andrea Rey, forzando una entrada desde el costado derecho del aro. Erea conseguiría colarse entre dos defensoras para anotar una canasta también muy próxima al aro, Celia siguió haciendo daño con sus cortes… Las coruñesas se habían relajado demasiado y el entrenador visitante se vio obligado a pedir un tiempo muerto para que las suyas volvieran a apretar el acelerador y no pasar un final de partido apurado. El equipo de Esclavas saltó nuevamente a pista con una defensa en zona 2-3 que enfrió bastante el buen momento ofensivo de sus rivales, incapaces de atacar esta disposición en la pintura y perdiendo varios balones. Además, de nuevo las jugadoras 8 y 18 volverían a anotar y a poner de nuevo distancia en el luminoso hasta el resultado final de 37 a 49.






Con este resultado, las cambresas suman un resultado no del todo malo de cara al partido de vuelta, ya que perder de solo 12 puntos ante un equipo que se clasificó en el grupo de los de arriba para pelear por el ascenso lo consideramos un buen botín.






Partido de vuelta Copa Primavera: Esclavas  vs  BALONCESTO CAMBRE.

El próximo partido para las de Borja López será el sábado, 12 de mayo del 2018, a las 10:00 horas en la polideportiva II de Riazor (A Coruña).


Como bien decíamos, las cambresas llegan con cierta vida a la vuelta de esta eliminatoria, que resultó ser el segundo más igualado si miramos el tanteo final de los otros encuentros. Nuestro equipo tendrá la difícil tarea de ganar por 13 o más puntos si quiere pasar de ronda y seguir jugando al menos dos partidos más y no dar ya por finalizada su temporada.