martes, 22 de mayo de 2018

Senior Masculino 3ª Div. Copa Primavera: BALONCESTO CAMBRE-MOTOVAL CORUÑA 52 - 53 Laracha M3




Nuestros senior finalmente no pudieron remontar la enorme desventaja que traían del partido de tierras larachesas, lo que supone dar por concluida nuestra cerrar nuestra andadura copera y dar por concluida nuestras competiciones oficiales en esta temporada 2017-2018.


Para este partido, los cambreses no pudieron contar con Elías Ruíz, Jorge Rodríguez y Dani Fernández, todos ausentes por motivos personales. Tampoco pudo estar Gus López, baja por un fuerte golpe en la nariz en el partido de ida. La novedad en la convocatoria fue la vuelta de Quique Blanco al roster.


BALONCESTO CAMBRE - MOTOVAL CORUÑA: Martín Montero (6 puntos), Diego Calvo “ Mindi” (4 puntos), Pablo Carral (14 puntos), Jorge Fiorelli “Fío” (5 puntos), Quique Blanco (13 puntos) – 5 inicial – Carlos Cubeiro (-), Bruno Cabado (5 puntos), Luciano Robledo (2 puntos), Fer Dato (3 puntos), David Torreiro (-).

Entrenador: Borja López.




Laracha M3: D. Martínez (5 ptos), D. García (3 ptos), B. Soto (13 ptos), C. M. Sánchez 
(4 ptos), B. Martínez (2 ptos) – 5 inicial – J. Graña (1 pto), M. Suárez (16 ptos), P. Felípez (4 ptos), D. Forneas (5 ptos).

Entrenador: Javier Cotelo.




Tanteos parciales: 16-11, 11-13, descanso, 9-19, 16-10.

Árbitro: Irina González. Eliminó por faltas al local Quique Blanco.

Asistencia: Alrededor de una treintena de espectadores presenciaron este encuentro.

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 6 de la Copa Primavera de la 3ª División Senior, disputada el pasado sábado 19 de mayo del 2018, a las 16:00 horas en el pabellón municipal Sofía Toro de Cambre.



El partido comenzó con mucho ritmo por parte de ambas escuadras, que empezaron un intercambio de rápidos contraataques, aunque marcado por la falta de acierto de los mismos. Aunque el casillero de puntos sería estrenado por jugadores interiores en ambos equipos: Quique Blanco por parte local y el número 20 por el lado visitante. Nuestros ataques empezaron siendo de poca lectura del partido, abusando demasiado del tiro de media y larga distancia en vez de buscar a nuestra referencia interior, que ese día portaba el dorsal 91 y a sus compañeros en la pintura: Fío y Fer. Tras un tiempo muerto solicitado por el entrenador cambrés, parece que esto se subsanó y empezamos a volcar el juego sobre los hombres grandes, prueba de ello fueron los 3 puntos consecutivos que anotó nuestro italo-argentino, por medio de un tiro libre y una canasta de media distancia. Esto también supuso una dinámica de juego más lenta y elaborada, lo que produjo varios despistes defensivos atrás, con los visitantes castigando los malos balances defensivos y los cambreses acumulando faltas personales. Quique Blanco ya tendría 3 faltas antes de terminar el cuarto, lo que le hacía estar en el banquillo demasiado tiempo, puesto que su presencia se antojaba esencial para los suyos. El partido empezó poco a poco en ganar en polémica con varias faltas no señaladas para ambos equipos, aunque los cambreses se llevaban el parcial de este cuarto con una pequeña ventaja (16-11, minuto 10).




En el segundo cuarto, Laracha recuperaba su esencia del partido de ida: La presión a toda pista. Esto supuso varias acciones de descontrol de los locales de las que se aprovecharon los rivales para finalizar con cómodas bandejas bajo nuestro aro. Los cambreses dieron entrada en estos minutos a todos los jugadores disponibles y todos sumaron: Bruno y su rapidez, Luciano y su polivalencia, la pillería y los puntos de Pablo, la defensa de Mindi y el tempo de Martín, que llevaba la manija de los suyos comandando las ofensivas. Por el otro bando, los visitantes castigaron la ausencia de Quique con jugadores interiores más altos y fuertes que los nuestros, mención especial para el número 20, un jugador atlético y muy abierto que generaba muchas ventajas en todos sus emparejamientos. Ante esta circunstancia, Baloncesto Cambre intentaba más atacar y sacar ventajas con su juego exterior.







Tras la vuelta del descanso intermedio, los cambreses salieron con un quinteto conformado por Martín, Bruno, Pablo, Fío y Quique. Los visitantes presionaron la salida de balón de los nuestros, pero con paciencia y lectura de juego se conseguía superar esta primera línea defensiva tan agresiva, pero vulnerable atrás. Así llegarían 4 puntos seguidos de un listo Pablo Carral y luego le relevaría Mindi. Tras un gran arranque local, la gasolina iba agotándose en el depósito de nuestros chicos, acumulando despistes atrás y una serie de malas defensas permitió crecer en juego y sensaciones al rival, anotando así 4 triples consecutivos que les permitieron voltear el marcador y ponerse a + 8 puntos. El número 17 visitante anotaría 3 de esos 4 triples y prácticamente todos desde la misma posición en la frontal del arco de 6,75 metros. Para revertir esta situación, desde la banca se probaron varias alternativas, como cambiar marcajes, colocar a Luciano como “4” y alternar defensas individuales con zonas (36-43).




En el último periodo de juego, los de Borja López salieron nuevamente a por todas para tratar de poner fin a esta racha de acierto de los rivales y vaya si lo hicieron. Primero Quique y luego Pablo pronto remontarían esos 7 puntos de ventaja. El 91 saltó de inicio con la losa de 4 faltas pitadas y muy pocos minutos sobre la cancha a lo largo del encuentro, pero aguantó casi todo el cuarto y era una auténtica referencia cada vez que se le daban balones, capaz de forzar faltas, arrastrar ayudas y cargó de faltas a varios jugadores rivales, además de su buen entendimiento con Fío o Fer. Los visitantes volvieron a presionar nuestra salida de balón para que no conectáramos tan fácilmente con Quique, pero Martín y Mindi subieron la pelota con muy buen criterio y se conseguiría conectar en largo hasta 4 veces seguidas con Pablo Carral (14 puntos), que se movió mejor que nadie a la espalda del último defensor. Los cambreses usaron más la defensa en zona para resguardar a nuestro hombre grande de una quinta personal que lo mandara definitivamente al banco y funcionó bastante bien ya que no hubo manera de penetrar fácilmente hacia nuestro aro, aunque a cambio se cedieron varios lanzamientos de 3 puntos (número 17, 2 triples en este cuarto). Los cambreses llegarían nuevamente a ponerse por delante en el marcador pero rápidamente obtuvo respuesta de los rivales, que a falta de 40 segundos en el marcador anotarían un triple decisivo. Los cambreses se pusieron a 1 punto y con tiempo muerto solicitado, hicieron una rápida jugada para una penetración de Martín, ya que estaban en bonus, que finalmente no se pudo anotar y el balón acabó saliendo fuera, decisión con cierta polémica arbitral. Los rivales aprovecharon para sacar también en campo de ataque tras un tiempo muerto y jugaron a agotar segundos, sin que los nuestros llegaran a hacer falta. Los segundos pasaron y en la última defensa, Quique Blanco forzaría la quinta falta que le condenaría a ver desde el banco como a los suyos se le escapó una victoria en casa que durante muchos instantes del encuentro era muy real.





Con este resultado, Baloncesto Cambre queda como 2º clasificado en esta liguilla de Copa Primavera, lo que le deja eliminado de esta competición y pone punto y final a sus competiciones oficiales.




Enhorabuena al C. B. Laracha y mucha suerte para la Final Four, que se disputará el fin de semana del 26 y 27 de mayo en Carballo.




En esta temporada 2017-2018, nuestros senior cierran el año con un balance de 8 victorias y 16 derrotas repartidas de la siguiente manera:

-          Liga regular grupo A: 10º clasificado (4 victorias - 14 derrotas).



-              Copa Primavera Grupo B: 2º clasificado (4 victorias - 2 derrotas).





Ahora a trabajar ya en la temporada que viene, seguir entrenando duro, probar nuevas cosas y mejorar los números y las sensaciones para el curso 2018-2019.



1, 2, 3, CAMBRE!!!