martes, 15 de mayo de 2018

Senior Masculino 3ª División: Básquet Coruña Senior 42 – 59 BALONCESTO CAMBRE-MOTOVAL CORUÑA




Nueva  victoria de los cambreses en la Copa Primavera, que les mantiene con opciones de pasar de ronda en dicha competición.


Para este partido, los cambreses no pudieron contar con el joven David Torreiro ni con Dani Fernández, ambos por motivos personales. La novedad en la convocatoria fue la presencia del flamante fichaje copero, Quique Blanco.



Básquet Coruña Senior: A. Díaz (5 ptos), M. Domingo (11 ptos), M. Costa (10 ptos), C. Peña (4 ptos), M. Caamaño (4 ptos) – 5 titular – D. M. Reynoso (2 ptos), A. Rodríguez (2 ptos), R. Feliz (4 ptos).

Entrenador: Roberto Rivera.





BALONCESTO CAMBRE-MOTOVAL CORUÑA: Diego Calvo “Mindi” (1 punto), Bruno Cabado (5 puntos), Pablo Carral (4 puntos), Fer Dato (2 puntos), Gus López (2 puntos) – 5 inicial – Carlos Cubeiro (3 puntos), Martín Montero (13 puntos), Elías Ruíz (2 puntos), Luciano Robledo (4 puntos), Jorge Fiorelli “Fío” (4 puntos), Jorge Rodríguez (-), Quique Blanco (21 puntos).

Entrenador: Borja López.




Tanteos parciales: 13-11, 9-20, descanso, 12-9, 8-19.

Árbitros: Laura Piñeiro y M. Díaz. Sin eliminados.

Asistencia: Alrededor de una quincena de espectadores presenciaron este encuentro.

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 5 de la Copa Primavera Senior ´18, disputada el pasado jueves, 10 de mayo, a las 22:15 horas en el palacio de los deportes de Riazor (A Coruña).







El partido comenzó con muchas idas y venidas pero también con muchos fallos en los pases y en tiros a canasta. Los locales poco a poco se fueron entonando y llegaron a poner un 7-0 en el marcador que los nuestros tardaron más de medio cuarto en reducir. Los cambreses dispusieron de varias buenas acciones de tiros de media y larga distancia por medio de Bruno, Pablo y Fer pero no lograron cogerle el toque a los aros, quizás por disponer solo de 15 minutos de calentamiento. Finalmente Quique Blanco inauguraría el casillero de los cambreses por medio de un tiro libre. No sería hasta la entrada de los hombres de banquillo cuando los visitantes comenzaban a despegar en cuanto a sensaciones de juego: Un motivado Martín Montero por enfrentarse a su ex equipo, se haría con la manija del juego de los mediante su visión de juego y  sus fuertes penetraciones. Nuestro base formó un dúo imparable con la novedad del partido: Quique Blanco. El dorsal 31 de los cambreses fue una pesadilla para los rivales con su combinación de envergadura (recordamos que nuestro equipo es quizás el de menor estatura media de todos los 20 equipos que conforman la 3ª División Senior) y visión de juego. Quique rápidamente entró en juego, tanto en una faceta más finalizadora bajo aros como distribuyendo juego desde el poste alto para el resto de sus compañeros. Los cambreses fueron poco a poco acercándose en el marcador hasta finalizado el cuarto a solo una canasta de desventaja (13-11, minuto 10).




En el segundo cuarto, los de Borja López seguían carburando y a las buenas sensaciones que se estaban logrando en ataque, se les añadió también un gran rendimiento colectivo atrás. La defensa empezaba ya en campo rival, presionando la salida de balón del rival y forzándole a que tomara las peores decisiones posibles. A destacar la labor de exteriores como Martín, Bruno y Carlos, con un enorme desgaste físico a lo largo de todo el encuentro. Los coruñeses dieron pronto entrada a Darlyn Reynoso, un jugador menudo con desequilibrio y buen dribbling pero que se vio fuertemente defendido por nuestros escoltas, especial mención para Carlos, que no se despegó de él ni un solo instante. Defendiendo ya en nuestra zona estaba un intimidante Quique Blanco, que debido a su agilidad y envergadura impedía que los coruñeses tuvieran espacios por los que penetrar con comodidad, por lo que tuvieron que optar por ataques más largos y elaborados, buscando muchas salidas liberadas de bloqueos indirectos. Los naranjas alternaban en sus defensas zonas con marcas individuales y ahí Quique se entendió muy bien con el resto de sus compañeros, especialmente con nuestro capitán, Fío, que parecía que llevaban años jugando juntos. Los exteriores veían que la defensa estaba encerrándose poco a poco en su zona y vieron muchas opciones de tirar cortes a canasta. Mención en este aspecto para el propio Martín pero también para Luciano, Bruno o un Pablo Carral que puso la última canasta del cuarto, robándole la pelota a un contrario con pillería saltando desde atrás. Al descanso, los de Borja López se iban con una ligera ventaja en el marcador de 22 a 31.






Tras la vuelta del descanso, los cambreses bajaron su rendimiento con respecto a los brillantes minutos del anterior cuarto. De salida salió a pista el novato Jorge Rodríguez y también hizo unos minutos muy interesantes, sobre todo en ataque, donde le generaba mucho espacio en la zona a Quique, que en estos instantes estaba jugando a la altura del tiro libre por la intensidad que los defensores ponían sobre su marca. A los cambreses les faltó más juego sin balón, más cortes de los jugadores exteriores de fuera para adentro. El ataque estaba siendo demasiado estático y en defensa se bajaba muy tarde a hacer el balance defensivo. Por suerte para nuestros chicos, los coruñeses no estuvieron todo lo acertados que pudieron estar, porque de ocasiones dispusieron de sobra, pero fallaron y perdieron muchos balones que fueron interceptados por los nuestros. Los puntos cambreses volverían de la mano del binomio Martín-Quique, que se conocen a la perfección del primer equipo. El primero jugaba muy directo al aro y eso hacía que saltaran los hombres grandes a ayudar, doblando a un Quique prácticamente solo bajo los aros del palacio de los deportes (34-40, minuto 30).




Ya en el último cuarto y con un marcador muy abierto, volverían las mejores sensaciones de juego de los hombres de negro. Nuevamente el movimiento de los jugadores sin balón volvería a ser clave para la anotación. Martín seguía encarando el aro de manera muy directa y agresiva y eso arrastraba ayudas que dejaban a nuestros jugadores sin defensa, ahí era cuando el 18 doblaba al encontrar compañeros liberados como Fío desde la media distancia o un Luciano, que penetraba muy fuerte. Los coruñeses sufrían mucho para contener estos cortes y a la vez atar en corto a Quique y Martín.  La brecha en el marcador iba poco a poco agrandándose y haciéndose mayor. La rotación de los cambreses permitía un buen trabajo defensivo que no dejaba a los locales atacar con fluidez, ya que no conseguían enganchar dos o más buenas acciones consecutivas. Pudimos ver por ejemplo la habitual brega de Gus o un Elías que está exprimiendo al máximo las oportunidades que se le están dando, rindiendo a muy buen nivel  haciendo uso de su velocidad. Luciano también asumió más responsabilidades en la creación de juego. Pero la clave claramente estuvo atrás, permitiendo a los rivales solo 42 puntos.




Con esta victoria, los cambreses se ponen en segunda posición empatados con los primeros, C. B. Laracha, ambos con 4 victorias y 0 derrotas.






Jornada 3: C. B. Laracha  vs  BALONCESTO CAMBRE-MOTOVAL CORUÑA.


El próximo partido de los nuestros será clave para decidir el primer puesto que da acceso a la Final Four de la Copa Primavera Senior de 3ª División.

Los laracheses fueron campeones hace un par de temporadas y seguro que saldrán a por todas en este encuentro, con su habitual intensidad defensiva.

En nuestros últimos 4 enfrentamientos, la victoria cayó siempre del lado de los de Cotelo.


El partido será el sábado 12 de mayo, a las 18:00 horas, en el IES Agra de Leborís (A Laracha).