lunes, 6 de agosto de 2018

El incombustible Monti capitaneará otra temporada más al C. B. CAMBRE




Luís Montenegro Pérez (A Coruña, 1967), más conocido en el baloncesto coruñés como “Monti”, seguirá otra temporada más defendiendo los colores del Club Baloncesto Cambre, en la que será su sexta temporada consecutiva en el club, lo que le ha valido para ser elegido uno de los capitanes y de los jugadores más queridos y admirados por todos los que hemos tenido el placer de conocerle.



Monti es un comodín interior que seguirá alternando las posiciones de 4 y 5. Sin ser un excelso anotador, posee un exquisito gancho y un tiro en suspensión muy difícil de defender por sus largos brazos. A esto hay que añadir su gran juego de pies. También destaca en su faceta defensiva, ya que es un jugador que intimida dentro de la pintura por su envergadura, por lo que suele provocar errores no forzados a sus rivales.


Nuestro incombustible dorsal 2 será de los jugadores más veteranos de la categoría (la FEGABA premió el año pasado su carrera tan longeva), pero tiene cuerda para rato y seguirá aportando intangibles y toda su experiencia al vestuario. Muy generoso e inteligente, que no suele precipitarse en sus acciones ni perder balones.



 Pero si algo tenemos que destacar de Monti es su ilusión de colegial. La ilusión con la que se entrega al máximo sobre la pista hasta el último segundo. Entrega, compromiso, compañerismo, humildad… En definitiva, un jugador que todo entrenador querría tener en su equipo, porque de una manera u otra siempre encontrará la manera de sumar al grupo.



Muchas gracias Monti por seguir regalándonos tu presencia otra temporada más. Eres y serás siempre muy querido entre todos nosotros.




Javier Rodríguez analiza el fichaje: “Las plantillas deben conjugar jugadores en diferentes etapas de su vida deportiva. El caso de Luis podría entenderse como el de los veteranos de la plantilla, pero es mucho más que eso, es un caso excepcional. No sólo por el echo de su larga trayectoria, sino además por la intensidad que aporta y la calidad de su esfuerzo tanto en entrenamiento como en competición. La diferencia generacional no crea brechas en la pista y Monti sabe aprovechar el respeto que le muestra el grupo para aconsejar, guiar y ayudar a mejorar a sus compañeros desde la experiencia.

Hasta la temporada pasada siempre que nos habíamos encontrado en la pista había sido enfrentándonos y la verdad ha sido un lujo contar con él. Se ha adaptado a muy diferentes roles, pero siempre anteponiendo el objetivo colectivo. Me alegra sobremanera comprobar que sigue manteniendo el compromiso con el club y especialmente con este grupo llamado a escribir páginas importantes en la historia del baloncesto de Cambre.”