jueves, 8 de noviembre de 2018

Cadete Femenino 2ª División: Santo Domingo Betanzos 73 – 35 TOP QUALITY CARS Cambre 2004.




Derrota para nuestras chicas cadetes del 2004 en su primer partido como visitantes de la temporada, que se tuvieron que desplazar hasta tierras betanceiras para enfrentarse al Santo Domingo.


Para este partido, las cambresas no pudieron contar con la capitana Alía Ortega ni tampoco con Celia Sabio, ambas ausentes por lesión, por lo que completaron la convocatoria las infantiles Candela Rodríguez, Laura López y Sofía Sánchez.



Santo Domingo Betanzos: P. Campos (6 ptos), M. Sánchez (19 ptos), N. Golpe (9 ptos), M. Vázquez (5 ptos), C. Manteiga (12 ptos) – 5 titular – N. Bello (2 ptos), L. Castro (2 ptos), P. Mato (14 ptos), N. Beiro (-), L. Naveira (-), A. Montes (2 ptos).

Entrenador: P. Folla.



Tanteos parciales: 16-14, 18-6, descanso, 21-8, 18-7.




TOP QUALITY CARS Cambre 2004
Noelia Senra (3 puntos), Marcela Vázquez (3 puntos), Noa Iglesias (8 puntos), Grisel Iglesias (-), Lucía González (12 puntos) – 5 titular – María Alonso (9 puntos), Carla Costa (-), Alba Santos (-), Candela Rodríguez (-), Laura López (-), Sofía Sánchez (-).


Entrenador: Borja López.


Asistencia: Alrededor de una treintena de espectadores se acercaron al pabellón municipal de Betanzos, incluidas varias de nuestras chicas pese a la hora y el desplazamiento: Alía, Andrea Rey, Celia, Lucía Pereiro, Cecu o Lucía Martínez no quisieron perderse una nueva oportunidad de animar a sus compañeras.


Árbitros: David Merelas e Irina González. Sin ninguna eliminada.

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 3 del grupo A-2, disputada el pasado domingo 4 de noviembre a las 10:00 horas.




El partido comenzó a muy alta intensidad de ambos conjuntos, apostando por un baloncesto muy dinámico y un juego de ida y vuelta. Las cambresas saltaron a pista con el quinteto formado por Noe, Marce, Noa, Grisel y Lulú,  dejando muy buenas sensaciones defendiendo muy arriba la salida de balón rival, consiguiendo robar la pelota o en su defecto, retrasar el avance de las rivales hacia campo contrario. Los primeros puntos visitantes llegarían de la mano de una inteligente Noa Iglesias, jugando muy bien a la espalda de las defensoras. Las de Borja López robaban y salían en rápidas contras pero errando muchas acciones aparentemente cómodas. Poco a poco el cansancio y los problemas de faltas empezaron a aparecer, llevando a Lucía González al banquillo cuando estaba siendo vital para su equipo tanto en ataque con su verticalidad y en defensa reboteando y defendiendo con solvencia a jugadoras más grandes que ella. Las locales empezaron a carburar y se aprovecharon también de los huecos y despistes cambreses a la hora de bajar a hacer el balance defensivo, atacando muchas veces en superioridad numérica y obteniendo segundas oportunidades con demasiada facilidad pero la entrada a pista de María dio frescura en la salida de balón debido a su visión de juego y lectura de espacios.  (16-14, minuto 10).




En el segundo cuarto, las cambresas siguieron apostando por presionar los saques de fondo y los primeros pases, pero las piernas ya no tenían la frescura de los primeros minutos y cada vez costaba más bajar a defender nuestro aro dando lugar a canastas sin apenas oposición. Empezaron a aparecer también errores en la colocación y posición defensiva, jugadoras rivales sin defensoras, faltas de concentración, anticipación… Las visitantes pidieron un tiempo muerto para tratar de corregir estas complicaciones, bajando su línea de presión hasta medio campo, pero la mayor altura de las locales les dio muchos puntos en segundas oportunidades. Las distancias en el marcador iban poco a poco aumentando sin que las cambresas consiguieran encajar varias acciones exitosas en ataque y defensa que les reenganchara anímicamente al encuentro, especialmente en ataque, fallando muchas buenas ocasiones de anotación pero faltó algo de fortuna, yendo al descanso con un marcador de 34 a 20.





El parón intermedio permitió a las chicas de Borja López recuperar algo de aliento para afrontar estos minutos. La vuelta a pista de Lucía González ayudó un poco a mejorar el poder reboteador y la defensa sobre las jugadoras grandes en las proximidades de nuestro aro, pero pocos minutos duró en pista, ya que la cuarta falta le condenaba a volver al banquillo y obligaba a mover ficha desde el banquillo, realizando sus funciones las infantiles Laura y Sofía. En ataque se estaba abusando de un juego demasiado directo, precipitado y hasta incluso individualista y de escasa circulación de balón y falto de movimiento en las jugadoras que no tenían la pelota. Se perdieron muchos pases por tratar de buscar conectar con jugadoras muy alejadas o con defensoras muy cerca. Nuestras jugadoras exteriores no pudieron aprovechar su verticalidad a la hora de atacar la zona debido a que había mucho tráfico en la pintura y no encontraban espacios suficientes por los que ir fuerte hacia el aro. La mala noticia en estos minutos fue la lesión de Alba, que sufrió unas molestias en un isquiotibial y le impidieron volver a jugar (55 – 28, minuto 30).




Ya en el último cuarto y con el partido muy cuesta arriba, los locales bajaron también su presión defensiva optando por un juego mucho más elaborado y posesiones más largas. Las cambresas, por el contrario, estaban jugando de manera demasiado acelerada, desordenada y caótica, también en parte debido a los quintetos que puso en pista el entrenador. Se perdieron muchos pases por ser demasiado arriesgados o por no haber líneas de pase muy claras o porque las jugadoras sin balón estaban muy cerca. Aun así se siguió intentando buscar el aro una y otra vez y nuestras jugadoras no se rindieron, pero el auténtico problema estuvo atrás, con un balance defensivo muy lento que permitía una y otra vez a las rivales atacar con excesiva claridad. En este partido pudimos ver más tiempo en pista a gente como Carla o Grisel, con una mayor cota de participación que en el partido inaugural (73 – 35, minuto 40).




De este partido nos quedamos los minutos en las que nuestras chicas estuvieron metidas de lleno en el partido, desplegando un baloncesto tan efectivo como vistoso y a un elevado ritmo. También positivo fue ver más minutos en pista a jugadoras con presencia testimonial en el primer partido, que dejaron sensaciones positivas. Tanto jugadoras como entrenador todavía siguen conociéndose y adaptándose a una nueva categoría y a un equipo completamente nuevo.




Con este resultado, el TOP QUALITY CARS Cambre 2004 se mantiene en la séptima y última posición de su grupo, con un balance de 0 victorias y 2 derrotas.





Jornada 4: TOP QUALITY CARS Cambre 2004  vs  Franciscanos Coruña.


El próximo partido para nuestras chicas será ante un viejo conocido de la temporada pasada, el equipo de Franciscanos, al que nos enfrentamos en la 3ª División Infantil Femenina.


Nuestras rivales marchan en sexta y penúltima plaza, justo por encima de nosotras, con un balance de 0-3 tras haberse enfrentado a los 3 equipos de arriba: Betanzos (Jornada 1: 60-22), Culleredo (Jornada 2: 51-34) y Xiria (87-4).


El partido se disputará el próximo sábado 10 de noviembre, a las 18:00 horas, en el pabellón municipal Sofía Toro de Cambre.