miércoles, 23 de enero de 2019

Cadete femenino 2ª División: C. B. Arteixo 68 – 25 TOP QUALITY CARS 2003



Nueva derrota de nuestras cadetes de segundo año, que siguen sin encontrar la regularidad en su juego que le permita competir sus encuentros durante una mayor cantidad de minutos.


Para este partido las cambresas no pudieron contar con Lucia Andrade, baja por motivos personales. También sigue ausente nuestra exterior Nerea Pérez, baja por molestias en la espalda. Completó la convocatoria la infantil Sofía Sánchez.





C. B. Arteixo: L Quintáns (13 ptos), S. Rodríguez (2 ptos), M. Toja (9 ptos), I. Senra (11 ptos), M. Fernández (4 ptos) – 5 titular – B. Rodríguez (2 ptos), C. Naya (15 ptos), A. Suárez (4 ptos), X. Mato (-), S. Calvete (4 ptos).

Entrenador: I. García.





TOP QUALITY CARS CAMBRE: Andrea Rey (2 puntos), Erea Díaz (3 puntos), Alejandra Vázquez (2 puntos), Lucía Pereiro (-), Celia Gutiérrez (6 puntos) – 5 inicial – Sandra Mira (6 puntos), Candela Mayer (2 puntos), Sara da Silva (2 puntos), Sofía Sánchez (2 puntos).

Entrenador: Borja López.




Tanteos parciales: 6-4, 21-6, descanso, 15-6, 26-9.


Árbitros: Edda Beltrán y Álex Alonso. Eliminaron por faltas a la jugadora número 15 local, M. Toja.


Asistencia: Alrededor de unas 60 personas presenciaron este encuentro en las gradas del Pazo dos deportes de Arteixo.


Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 10 de Liga Regular del grupo A-1, disputado el pasado domingo 20 de enero del 2019, a las 10:00 horas.   





El partido comenzó muy bien para las cambresas que hasta consiguieron adelantarse en el marcador por medio de una Celia Gutiérrez que consiguió anotar uno de sus tiros característicos a tablero desde las cercanías del aro. Pocos instantes más tardes tardarían las anfitrionas en poner el empate en el luminoso, pero eso no significa que las de Borja López estuvieran jugando mal, sino todo lo contrario, fue un cuarto de muchísima igualdad y muy disputado por parte de ambos conjuntos, que trataban de jugar de manera elaborada hasta encontrar buenas ocasiones de anotación, sin perder balones ni acelerarse excesivamente. En este cuarto pudimos ver quizás uno de los cuartos más serios de las nuestras en lo que llevamos de temporada, concentradas en tareas defensivas (ayudas, rebote, balance defensivo…) y jugando un baloncesto de ataque con movimiento de todas sus jugadoras partiendo del pasar y cortar, con prácticamente las 5 jugadoras participando en cada ataque. Nuevamente  nuestra dorsal 9 conseguiría conectar otro lanzamiento similar al anterior para volver a mandar en el marcador, aunque en los instantes finales, las de verde y amarillo conseguirían voltear el tanteo sobre la bocina para llevarse este cuarto por una renta mínima (6-4, minuto 10).





En el segundo cuarto todas las virtudes y buenas sensaciones que nos estaban dejando nuestras chicas fueron diluyéndose conforme iban avanzando los minutos, especialmente a nivel defensivo, con unas cambresas mucho más faltas de concentración e intensidad. Con el carrusel de cambios, las visitantes mostraron serios despistes a la hora de asignar marcajes, de bajar a hacer correctamente el balance defensivo y también en el rebote defensivo, aspectos en los que las nuestras se habían mostrado muy solventes en los 10 minutos anteriores de juego. Mediado el cuarto, la capitana Sandra Mira, que estaba cuajando una buena actuación a ambos lados del rectángulo de juego, cometió sin apenas espacio de tiempo, su segunda y tercera falta, lo que le obligó a ir al banquillo durante muchos minutos. Sin nuestra número 5, nuestras chicas se mostraron faltas de movimiento y con serios problemas para hacer circular la pelota por falta de desmarques y cortes (27-10, minuto 20).






Tras la vuelta del descanso pudimos ver una ligera mejoría de nuestras chicas con respecto a cómo se acabó el cuarto anterior, sobre todo en defensa, con una mayor involucración grupal a la hora de defender, además de una mejoría en la defensa en acciones de 1 contra 1. En ataque, sin una Sandra ausente por faltas y mareos, Andrea era la encargada principal de subir la pelota, pero sufría mucho debido a la fuerte marca a la que le estaban sometiendo. Sus compañeras estaban demasiado estáticas y tardaban en ofrecerle un rápido apoyo. A partir de este momento, la anotación se repartió entre todas las jugadoras, a excepción de Lucía Pereiro, pero fue más por acciones aisladas e individuales que por asociaciones colectivas. Seguían pasando los minutos y a las nuestras les costaba mucho generar juego y finalizarlo y poco a poco las fuerzas iban escaseando y los ánimos decayendo, por lo que las locales aprovecharon para dar un arreón y castigar los despistes defensivos de sus rivales para seguir distanciándose en el marcador y encarar un plácido final de partido en el cuarto periodo (42-16, minuto 30).




Ya en el último cuarto y con el partido muy cuesta arriba, el equipo cambrés hizo un mayor reparto de minutos entre todas las jugadoras. El ritmo del partido se aceleró y con él las imprecisiones  y el desorden. Las visitantes empezaron anotando por medio de Celia y de Sandra, máximas anotadoras de su equipo, pero el balance defensivo dejó mucho que desear en estos instantes, con sus rivales anotando sin oposición en cuestión de muy pocos segundos. Las cambresas ya definitivamente se habían rendido y encajaron muchas canastas más por desidia suya que por mérito de las rivales, aunque estas apenas bajaron su ritmo de juego. Con más de una deseando que el partido concluyera lo antes posible, el técnico visitante trató hasta el final de incentivar a las suyas a seguir peleando, proponiéndoles retos como forzarle la quinta falta a la jugadora 15 local o anotar en una jugada de estrategia tras tiempo muerto. Ambas premisas se acabaron cumpliendo, la primera con una acción muy vertical de Erea en un 1 contra 1 y la siguiente, con una jugada de las llamadas “stagger” que llegó a las manos de Sofía iniciando una acción de tiro, lo que llevó a la línea de personal y desde la que anotó los 2 tiros libres con mucha seguridad para poner el punto final al encuentro (68-25, minuto 40).






Derrota decepcionante de las cambresas porque, aunque la diferencia entre ambos equipos era evidente, las visitantes acudían a esta cita con unos objetivos grupales que no se cumplieron del todo: Anotar más puntos que en la ida, encajar menos puntos que en la ida y, en caso de derrota, recortar la diferencia con respecto al partido de ida en Cambre. Se anotaron los mismos puntos en la ida y en la vuelta (25) y el equipo de Arteixo anotó 5 puntos más en este encuentro (68 por 63), por lo que también se perdió por una mayor diferencia de puntos (-43 puntos, por 38 de la ida).




Con este resultado, las cambresas se mantienen en la séptima y penúltima posición de la tabla, con un balance de 2 victorias y 8 derrotas.








Jornada 11: TOP QUALITY CARS CAMBRE   vs  Compañía de María.

El próximo partido para nuestras chicas será el próximo domingo 27 de enero, a las 12:00 horas en el pabellón municipal Sofía Toro de Cambre.


El rival será el equipo de la Compañía de María, que marcha en 5ª posición de la tabla con un balance de 3 victorias y 7 derrotas. En su último encuentro, las colegialas encajaron en su casa una derrota ante uno de los equipos más fuertes del grupo y de la liga, las Maristas, por un resultado de 40 a 66. En el partido de ida, la victoria cayó del bando local en un partido muy bonito e igualado por bastantes momentos, con un resultado de 55 a 41.