miércoles, 30 de enero de 2019

Cadete femenino 2ª división: TOP QUALITY CARS CAMBRE 27 – 31 Compañía de María



Agridulce derrota de nuestro equipo 2003 ante el equipo de la Compañía de María, mejorando el número de puntos encajados y la diferencia de puntos con respecto al partido de ida.


Para este encuentro, las cambresas no pudieron contar con Nerea Pérez, que sigue de baja por problemas en la espalda. Completó la convocatoria la infantil Lucía Martínez.



TOP QUALITY CARS CAMBRE 2003: Sandra Mira   (8 puntos), Erea Díaz (1 pto), Alejandra Vázquez (2 puntos), Celia Gutiérrez (6 puntos), Lucía Andrade (6 puntos) – 5 titular – Andrea Rey (2 puntos), Lucía Martínez (-), Candela Mayer (-), Sara da Silva (2 puntos), Lucía Pereiro (-).

Entrenadores: Borja López y Javi Prieto.





Compañía de María: C. Vera (4 ptos), I. Cortés (3 ptos), L. Martínez (14 ptos), I. de la Rocha (1 pto), A. Codesal (4 ptos) – 5 inicial – E. Prieto (3 ptos), A. Novás (2 ptos), E. García (-), A. Torres (-).

Entrenadora: Olalla Luaces.





Tanteos parciales: 12-4, 4-8, descanso, 4-11, 7-8.


Árbitros: Álex Alonso y N. Álvarez. Eliminaron por faltas personales a Andrea Rey y a Alejandra Vázquez por parte local.


Asistencia: Alrededor de unas 60 personas poblaron las gradas del pabellón Sofía Toro (Cambre).


Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 11 del grupo A-1, disputada el pasado domingo 27 de enero, a las 12:00 horas.






El partido comenzó a un muy buen ritmo por parte de las cambresas ya desde el salto inicial, con una defensa muy rocosa liderada por la exterior Sandra Mira, que ponía las cosas complicadas para sus rivales. El resto del equipo se contagió de la energía y entrega de nuestra número 5 y se mostraron muy atentas a las ayudas y cierre del rebote cuando era necesario. La capitana pidió el relevo y su sustituta fue una Andrea Rey que sigue recuperando poco a poco su nivel de antes de la lesión. Los puntos llegarían de la mano de una gran actuación de Lucía Andrade, quizás uno de sus mejores partidos en la categoría, y también por una efectiva Celia. Las locales intentaron jugar por ratos buenas situaciones de pasar y cortar que permitían encontrar ocasiones de canasta al mover a la defensa y atacarla con recepciones de balón en movimiento, muy difíciles de defender para una defensa despistada (12-4, minuto 10).





El segundo cuarto fue de una reacción de las visitantes debido en parte a los despistes y numerosos fallos de las nuestras en sus ataques que, pese a seguir generando juego, no eran capaces de materializar a la hora de la verdad. Por ejemplo, no consiguieron sacar ni una sola falta a las colegialas y ellas todo lo contrario, llevando al banquillo a varias jugadoras que estaban funcionando bien como Andrea o Alejandra. Sus recambios, eso sí, estaban haciéndolo bien, como una Lucía Martínez que cuajó otra gran actuación tras su buen hacer en el partido de las 2004, Sara da Silva, también recuperando la forma tras estar toda la ida lesionada, Candela, Lucía Pereiro… Pero el equipo no cuajaba en ataque, ya que el juego era muy estático y carente de ideas y de movimiento de las jugadoras de balón, lo que favorecía mucho las acciones defensivas de las visitantes y les permitía poco a poco acercarse en el marcador a sus oponentes (16-12, minuto 20).





Tras el parón intermedio del descanso, las cambresas siguieron perdidas en un mar de dudas en ataque, realizando un juego combinativo muy pobre y tomando decisiones precipitadas unas tras otras, solo Andrea y Alejandra conseguirían anotar puntos para las nuestras, que veían como las sensaciones del encuentro iban tornándose en favorables para las rivales y en contra de nuestros intereses. Al igual que en el cuarto anterior, las cambresas se cargaron de faltas y, por ejemplo, apenas pudimos ver a Andrea en pista por estos motivos y lo mismo para Alejandra, ambas acabaron expulsadas con muchos minutos todavía por jugarse. Las colegialas, lideradas por su dorsal 10 (14 puntos, máxima anotadora del encuentro) consiguieron darle la vuelta al marcador. Aunque la renta entre ambos conjuntos era escasa, 4 puntos, las sensaciones eran bien distintas entre ambos equipos, unas iban hacia arriba y otras sufrían para encadenar 2 acciones positivas consecutivas. El partido se volvió muy trabado en este cuarto por la cantidad de faltas que se pitaron en este cuarto a ambos conjuntos (20-23, minuto 30).






Ya en el último cuarto, las sensaciones adversas con las que las de Borja López acabaron el cuarto siguieron sin disiparse pero las nuestras consiguieron algo muy difícil en estos instantes, que era impedir que las rivales se escaparan en el marcador aprovechando el mal momento de juego local. En ataque se seguía sin encontrar la fluidez que vimos en el primer cuarto, con un juego demasiado individualista y falto de movimiento y participación de las jugadoras, pero aun así mejor que en el cuarto anterior gracias a la aportación numérica de Sandra, Lucía Andrade, Celia o Erea. En defensa se consiguió mejorar también, presionando desde muy arriba la salida de balón de las visitantes y se robaron también varios balones que, desafortunadamente, no se conseguían materializar en más puntos para recortar distancias. En los últimos compases del encuentro, las cambresas tiraron de pizarra para diseñar una jugada de estrategia pero nuevamente la falta de pólvora en ataque les penalizó en estos instantes finales que, pese a conseguir generar varias ocasiones buenas de anotación, no se daban convertido en canastas. Las visitantes, pese a tener solo una ventaja de 4 puntos tuvieron un final de partido bastante más plácido de lo que parecía porque las sensaciones con las que se acabó el encuentro se voltearon con respecto a su comienzo (27-31, minuto 30).






Con este resultado, las cambresas se mantienen en la séptima y penúltima plaza de la tabla, con un balance de 2 victorias y 9 derrotas.









Jornada 12: TOP QUALITY CARS CAMBRE 2003 – Maristas Champagnat


El próximo partido para nuestras chicas será el próximo domingo 3 de febrero del 2019, a las 10:00 horas, en el pabellón Sofía Toro de Cambre.


El rival será uno de los equipos más fuertes de toda la 2ª División y claro candidato a estar la temporada que viene en una división superior: Maristas Coruña, que actualmente marcha en la segunda plaza del grupo (9-2).


Las rojiblancas vienen de atestarles un duro correctivo al equipo de Los Rosales “B” por un resultado de 101 a 23. En el partido de la ida, las cambresas encajaron una abultada derrota (J.5: 73-12), que aspiran a mejorar esos números este próximo encuentro.